web analytics

HealthLAB

¿Es tu dolor auténtico o falso? Descúbrelo aquí!

¿Es tu dolor auténtico o falso? Descúbrelo aquí!

Lo mejor es compartir
FacebookTwitterWhatsApp

¿Has escuchado la frase  “El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional? Yo te tengo otra: El dolor es auténtico pero el sufrimiento es falso.

El sufrimiento es un fenómeno lingüístico, lo que lo diferencia del dolor. Por eso decimos que uno es auténtico o real y el otro es falso. El dolor tiene que ver con razones biológicas. Sin embargo, cuando sufrimos, lo hacemos a partir de nuestras interpretaciones, de lo que nos decimos sobre nosotros mismos, sobre los demás y los acontecimientos o circunstancias en nuestra vida. Sin lenguaje pues, no hay sufrimiento. Eso es lo que postula la Ontología del Lenguaje.

Y cómo  podemos lidiar con él? Al modificar nuestros pensamientos, al hacer interpretaciones poderosas, que abran posibilidades y edifiquen nuestra vida de una forma más constructiva.

Así pues, el coaching ontológico nos guía hacia el lugar en donde buscamos la fuente o causa del sufrimiento, y por ende, hacia lo que necesita ser transformado para aliviarlo.

¿Cómo es entonces que alimentamos este sufrimiento en nuestra vidas? Eckhart Tolle, líder espiritual de nuestros tiempos, acuñó el término CUERPO DEL DOLOR para describir en realidad este sufrimiento del que te hablo.  ¿Y qué es? ¿Cómo lo describe?

  1. Toda energía emocionalmente dolorosa es alimento del cuerpo del dolor.

  2. A éste, le agradan los pensamientos negativos y el drama de las relaciones humanas.

  3. Es adicto a la infelicidad.

  4. Vive en la mayoría de nosotros.

  5. Busca periódicamente la negatividad emocional y la infelicidad (en las mujeres se acentúa en el ciclo menstrual).

  6. Le es placentero el sufrimiento.

De manera coloquial decimos entonces, que un pensamiento negativo alimenta el cuerpo del dolor, y este cuerpo del dolor genera más pensamientos negativos, y por tanto, es un círculo vicioso que no cede a menos que hagamos consciente lo inconsciente y podamos estar muy atentos de nuestros pensamientos para cambiarlos y dejar de alimentar este dolor, que en realidad es un sufrimiento.

El dolor es real,  pero el sufrimiento es un tema inventado por el hombre.

Este cuerpo del dolor entonces, al alimentarse de tanto sufrimiento, propicia un cuerpo susceptible a la enfermedad. Está hambriento de más pensamientos negativos, nunca tiene suficiente. Siempre quiere más, para permanecer vivo.

El cuerpo del dolor busca provocar a quienes tenemos cerca (pareja o familia) para poder alimentarse de ese drama que sabe que llegará.

Le encantan las relaciones íntimas y la familia porque es a través de ellos como obtiene su mayor cantidad de alimento.

Conoce nuestros puntos más vulnerables.

Es emoción a la caza de más emociones.

El cuerpo del dolor de otra persona coquetea con el nuestro, lo seduce para que ambos puedan alimentarse uno del otro.

Algunas parejas creen estar enamoradas pero en realidad se sienten atraídas porque sus respectivos cuerpos del dolor se complementan. Es un tema de co-dependencia, y les viene bien esta frase:

SOME COUPLES ARE MADE IN HELL INSTEAD OF HEAVEN.

Tú, acostumbras a vivir sufriendo? ¿Eres de los que no deja de alimentar su cuerpo del dolor, o por el contrario, lo tienes a dieta? Creo que esto último, sería muy buena idea.

Si quieres apoyarte con una sesión de coaching ontológico para poder aliviar tu sufrimiento y matar de hambre al cuerpo del dolor, búscame. Yo te ayudo a mantenerlo a raya.